SUNDAY MORNING.

MALETA PARA UNA ESCAPADA.

Me encanta viajar, visitar nuevos lugares, descubrir diferentes culturas con sus gentes y sus costumbres. Pero el momento maleta me da una pereza increíble. Empiezo dos días antes de la salida a mirar lo que nos tenemos que llevar para tener tiempo de lavar y planchar, y comprar lo que hace falta para no tener que hacerlo en destino. Aún así, siempre tengo la sensación de que se me olvida algo, sobretodo las medicinas de Giovanna, o que no llevo bastante cantidad de sus batidos especiales o de pañales. La primera vez que viajamos con ella fuimos a NYC después de los atentados a las Torres Gemelas. Cuando llegamos al aeropuerto de NYC nos dijeron que nuestra maleta se había quedado por el camino. La abrieron porque vieron un bulto sospechoso: el aparato de los aerosoles!!! Reclamamos y la compañía aérea nos compensó con 100$. Afortunadamente nos apañamos sin problemas, en una drugstore encontramos lo que le hacía falta. Lo más importante siempre lo llevaba en el equipaje de mano. Después de muchos viajes he aprendido que si te falta algo lo puedes comprar, sobretodo si viajas como siempre hemos hecho a lugares donde es fácil encontrar una farmacia, un supermercado, una tienda de ropa, etc. Claro que si quieres hacer una expedición al Desierto del Sahara probablemente lo tengas más complicado. Pero ese no es nuestro caso.



Giovanna y yo solemos compartir maleta por lo tanto hay que reducir al mínimo indispensable la ropa.  En esta época es más fácil, ya no hace tanto frío y no hace falta llevar ropa de mucho abrigo que suele ocupar espacio. Mi marido tiene la suya y Sofia también, además se la prepara sin ayuda. El problema es que ella no tiene medida y se lleva ropa por si hace frío, por si salimos a cenar a un sitio elegante, por si hace calor y bajamos a la playa, por si salimos a caminar, dos bolsos uno de vestir y otro informal, tres pares de zapatos, una cazadora de cuero y el plumas, un paraguas por si llueve…. y todo esto para tan sólo cuatro días!!! Se pasó la tarde de ayer probándose conjuntos y tan feliz.



Lo que en cambio es imprescindible que una no se olvide en casa ni se pierda por el camino es el equipo fotográfico, el ordenador, los cargadores, auriculares, teléfono… Substituirlos resultaría caro, sin contar con el disgusto. La cámara que veis en las dos fotos no es la que uso habitualmente, esa es una reliquia que me encontré en una tienda de segunda mano por 4€.

Si cabe, tampoco puede faltar un libro, una revista y una libreta tipo Moleskine. En cuanto al aseo, si puedes llévate todo lo necesario: champú, gel de ducha, body lotion, cremas para la cara de día y de noche, cepillos, pasta de dientes, etc. Gracias a los tamaños travel no hay problema de espacio. Viajar en coche no te limita como si viajas en avión, con la ola de atentados que se han sucedido en estos últimos tiempos los controles en los aeropuertos son de lo más extrictos.

Al final, el mejor equipaje es el que se trae una a la vuelta: souvenirs, fotos, sabores, olores, vivencias. Parte de estas memorias se pueden plasmar en un journal book, y volver a verlo todas las veces que una quiere para revivir la experiencia del viaje. Lo intangible hay que guardarlo en el corazón y en nuestra memoria.

BUONA DOMENICA.

Besines XXX.
GuardarGuardar
GuardarGuardar
GuardarGuardarGuardarGuardar
GuardarGuardar
GuardarGuardar

Comentarios

  1. Yo antes era de meter "por si acaso" y ahora creo que me he vuelto demasiado "escueta"!!jajaja. Mi maleta de cabina es para fin de semana "justo" así que tengo que priorizar lo que me llevo. Aunque si es una escapada de 2 días como hace poco: mochila con una muda, pijama, pantalón por si te ensucias y ya!
    ¡Feliz escapada!. Besitos!!!!!

    Charo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué gusto ir así de ligeras… Feliz semana.

      Eliminar

Publicar un comentario

Déjame aquí una notita.

Entradas populares